Los Besos que me siguen ♥

24 de junio de 2012

Hace tiempo si sabía, te dejaba ir

"La verdad que me mataste... Yo que te recibí con los brazos abiertos e infinitas ganas de hacerte feliz... No se agradece así. Sinceramente me dirás "que querés que haga" pero deberías pensar... que las cosas que haces son sin sentido... Que ni siquiera estas siendo feliz vos.. De mi boca pueden haber salido muchas palabras hirientes, deseos que en realidad no tienen lugar.. Nunca te pude haber deseado de corazón el mal... Sólo fueron eso, palabras, sin sentido... Yo no quiero esto para mi, no me lo merezco... Que aparezcas y desaparezcas cuando lo sientas, no es así... Deberías tener un poco de respeto, una milésima de amor por mi. Porque tanto mal no te hice. 
Las heridas del corazón son las peores, son como llagas que se tardan en curar... Lo peor de todo esto es la desilusión que me causa saber que no podes dejar a un lado lo que dice tu cabeza y guiarte por tu corazón, no poder hacer lo que el te dicta, no arriesgarte... Esto que te escribo lo hago porque hoy me considero más tu amiga que tu mujer.. y estoy dándote un consejo que no espero que recibas.. Sinceramente lo digo para que, según lo sientas, lo tomes o lo dejes...
El amor es algo muy complicado, un tipo que seguro no conoces, decía que cuando dos personas quieren algo y no pueden disfrutarlo al mismo tiempo, es decir, compartirlo, se convierten en enemigos. Si... las heridas del corazón de las que estoy hablando son las que se abren por el amor "no correspondido".. Sonará estúpido, cursi o de película pero su significado está acorde a mi situación. 
No me voy a poner a indagar sobre lo que hagas de ahora en adelante.. sobre la chica que elijas o con cual de todos tus amigos prefieras pasar un rato.. No es que no me interese, es que me duele.. y en parte la culpa la tengo, pero no puedo lidiar contra tu indecisión o pelear con lo que los demás piensan de mi. Cometí errores, sinceramente, como toda persona pero hoy no puedo, porque es una de las cosas imposibles, volver el tiempo atrás. Si pudiera lo haría pero NO SE PUEDE. Si puedo arreglar todo lo que hice mal, cambiar mis defectos por mejores actitudes, mis llantos por risas, mis enojos por sonrisas... Pero de aquí a que vos quieras compartir todo eso conmigo... Estamos muy lejos, cada vez más.. Anoche cuando pude borrar tu nombre de mi cabeza después de ese llamado me di cuenta que ya no te intereso. Que no te queda mucho amor por mi... No pudiste dejar 10 minutos para que yo, que soy bastante patética... mira lo que pido, abrazarte después de todo lo que hiciste ja.... 
Pero no importa, estos no son reproches, no pretendo que contestes, ni que hagas nada al respecto. Son palabras que me salen ahora, quiero que sepas todo lo que pienso y decido hacer.
Es muy complicado, muy doloroso y sobre todo muy desconsolador. A todas las personas que les pedís un consejo dicen: "ya fue tenés que olvidarla/o", pero es muy fácil sólo decirlo, de vez en cuando necesitamos aunque sea verla 5 minutos porque todo nuestro ser lo pide a gritos. Tal vez lo que ellos dicen es la única solución posible a este problema pero no es nada fácil, es muy complicado transitar esa senda y por más que damos nuestro mejor esfuerzo tropezamos una y otra vez.
En fin el amor no correspondido es algo que, sinceramente, no se lo deseo a nadie, dicen que la vida no tiene sentido si no sufrimos porque sino no gozaríamos realmente de lo que tenemos y es así, pero en algún momento hay que cortar ese padecer y empezar a transitar la vida. La solución es dolorosa pero hasta ahora parece que no hay otra.
Este texto es solo una opinión, lo que quiere decir que no es una verdad determinante es tan sólo mi punto de vista, como yo veo las cosas. Por eso lo dejo a tu criterio."



Por favoooor, que desahogo... Eso le escribí. Todo pasó tan rápido. Sentí que tocaba el cielo con las manos cuando apareció, y hoy estoy en lo mas bajo, casi en el suelo por que otra vez se va. Pero una vez escribí  "... esta despedida es inevitable" y hoy sigo mi propio consejo. Dejarlo ir... Siento que por fin cuando me estoy levantando, él viene y me patea, y yo vuelvo a caer. No hay otra solución que decirle adiós y respirar. Los hombres cobardes se quedan sin amor.
Publicar un comentario