Los Besos que me siguen ♥

3 de junio de 2009

F.

Si lo seguía tendría que haberlo visto, pensé. Me había dedicado un post en su blog. Sabía ya de memoria como me apreciaba. De manera sincera y sin entrar en detalles, cálida.

Pero también era fácil ver lo que sentía al verme llegar, en cualquier situación, yo con mis dudas y certezas lo habría esquivado, o hubiera buscado una excusa para no quedarme a su lado. Siempre me mostraba fría y distante, sin muchas ganas de hablar. Él sabía, igual que el animal social que había conocido hace tiempo, no estaba dormido, estaba muerto, y muy dentro mío.

Pero igual me quería, me sabía aceptar. Con mis millones de defectos, el odio hacia mi misma y la lucha interna que ocurre en mi cada día de mi vida. Esa que siempre intento parar aunque nunca lo logre.

Él sí que sabía amar. Tenía muchos amigos, algunos buenos, de esos que te podrían dar hasta su vida por cualquier razón y algunos otros… Que quizás sería mejor perder que encontrar.

Sus ojos nunca reflejaron ni siquiera un pizca del odio que yo sentía hacia todo lo que me rodeaba, pero igual así, sin importar lo demás, yo debía luchar contra lo que había creado en mi. Ese monstruo que nunca había logrado parar.

Publicar un comentario